Demostración
Remarketing – Qué es, 7 Ejemplos y Guía Definitiva

Remarketing – Qué es, 7 Ejemplos y Guía Definitiva


COMPARTIR

Twitter Share Link Facebook Share Link Linkedin Share Link

En el artículo de hoy vamos a hablar de remarketing. Seguro que alguna vez has visualizado un producto en un ecommerce o tienda online y, poco después, te ha aparecido un anuncio para el mismo producto en tu navegador o en alguna red social. Pues en eso consiste el remarketing.

Una técnica de marketing digital que es cada vez más utilizada por cualquier tipo de empresa gracias a sus grandes ventajas y a que proporcionan resultados muy positivos en cuanto a ventas y ROI.


En SaleCycle llevamos más de 10 años creando e implementando soluciones avanzadas como el email remarketing para algunos de los mejores ecommerce del mundo. Quédate con nosotros para descubrir todos sus secretos.

Qué es remarketing

El remarketing es una técnica de marketing digital que consiste en impactar a través de anuncios o comunicaciones por email a aquellos usuarios que ya han tenido un contacto contigo o con tu marca (visita a la página web, visualización de productos) pero que no han llegado a realizar una compra o conversión.

De ahí viene el nombre de la estrategia. No estamos dirigiendo nuestros anuncios hacia usuarios que no nos conocen de nada, sino hacia aquellos que ya han mostrado un cierto interés por nosotros y que queremos ‘recontactar’.

Por ejemplo, un usuario entra en un ecommerce de gafas de sol y visualiza un modelo concreto de Ray-Ban. No finaliza la compra y abandona el sitio por X motivo. La tienda online se encargará, mediante una campaña de remarketing, de mostrar anuncios a este usuario publicitando exclusivamente el modelo que te interesa. 

Es este principio el que convierte al remarketing en una técnica extremadamente efectiva. Las probabilidades de convertir a un usuario que no nos conoce, que nunca ha visitado nuestra web o que no ha mostrado interés por alguno de nuestros productos es realmente baja.

Sin embargo, convertir a un usuario cuyo comportamiento indica una cierta intención de compra es mucho más fácil. Las probabilidades de éxito son mucho mayores y la inversión requerida es menor. 

Además, se trata de publicidad relevante y que se realiza en el momento adecuado. Veamos dos posibilidades para entenderlo mejor:

  • Un usuario que muestra interés por el tenis (visita páginas de este tipo con frecuencia, ha comprado productos relacionados previamente) es impactado por un anuncio de una raqueta. Puede que en ese momento no lo necesite, que haya comprado una hace poco, que haya dejado de jugar… Es publicidad irrelevante.
  • Un usuario que ha visitado varias raquetas en un ecommerce es impactado por un anuncio con esos modelos y otros similares. Se trata de un cliente con clara intención de compra. Es muy probable que quiera comprar una raqueta o que, al menos, se le haya pasado la idea por la mente. Es publicidad relevante y, por lo tanto, mucho más efectiva.

Orígenes del remarketing

El remarketing es un tipo de publicidad muy reciente que ha sido puesto en práctica gracias a los avances tecnológicos relacionados con internet. 

Desde la aparición de las famosas cookies, es posible hacer un seguimiento de las páginas web que visita un usuario e incluso de las partes específicas de cada web en las que ha entrado (como páginas de producto).

Utilizando las avanzadas opciones de segmentación de las plataformas publicitarias más reconocidas, como Google Ads o Facebook Ads, es posible dirigir anuncios específicos a usuarios que hayan mostrado un comportamiento que nos interesa.

Ejemplos de remarketing

El remarketing es una técnica tan utilizada en la actualidad por las empresas que venden productos y servicios en internet. De hecho, basta con navegar un poco por la red para encontrar algunos ejemplos. Seguro que más de una vez te has encontrado con estos casos:

Que es remarketing

Entras en un ecommerce, echas un vistazo a algunos productos que te interesan pero, por cualquier motivo, decides no comprar y abandonas la página.

Ejemplos remarketing

Continúas tu actividad en internet y, pocos minutos después entras en una página web. Te encuentras con numerosos anuncios que se corresponden con el ecommerce que habías visitado, el tipo de producto que has consultado e incluso el modelo específico que habías considerado comprar.

Ejemplo remarketing Iberia

En este otro ejemplo, buscamos un vuelo Madrid-Ámsterdam en la web de una aerolínea. Como en el caso anterior, abandonamos la página sin completar nuestra reserva.

Remarketing en viajes

Inmediatamente tras entrar en otra página web, nos encontramos con un anuncio de la misma aerolínea que se corresponde con el vuelo exacto que habíamos estado buscando previamente.

Tipos de remarketing

Existen diferentes tipos de remarketing que puedes utilizar. Debes seleccionar el que mejor se adapte a tu tipo de negocio y a las características de tu público objetivo. 

Estos tipos pueden clasificarse en la forma o canal utilizado para impactar al usuario, así como del lugar en el que ha realizado una acción el usuario.

Remarketing de display

Probablemente el tipo de remarketing más utilizado. Consiste en mostrar anuncios de tipo display en aquellas páginas web que lo permiten, incluyendo información relacionada con lo que había hecho el usuario (productos visitados, etc.)

Remarketing display
Anuncio remarketing

Email remarketing

En este caso, el principio es el mismo. Sin embargo, para impactar al usuario y conseguir que reconsidere su decisión y termine comprando, le enviamos un email directamente a su bandeja de entrada.

Es un método más complicado de llevar a cabo, ya que requiere disponer del email del usuario (que se haya registrado o haya ingresado sus datos de contacto previamente) así como que haya autorizado el envío de comunicaciones comerciales.

Sin embargo, muestra una mayor efectividad. Si quieres saber más, puedes investigar nuestra solución de remarketing por email.

Email remarketing

Remarketing en redes sociales

La opción más parecida al remarketing de display. La única diferencia es que mostramos nuestro anuncio en una red social: Facebook, Instagram o cualquier otra que permita estas opciones de segmentación.

Remarketing redes sociales

Remarketing en vídeos

En este caso, publicamos un anuncio de vídeo en alguna plataforma que lo permita. La más utilizada es YouTube, aunque algunas redes sociales también permiten este tipo de formato.

Remarketing video

Remarketing dinámico y estático

En función del contenido que se muestra en los anuncios de remercadotecnia, podemos dividir esta técnica en dos tipos:

  • Estático: El contenido del anuncio (imágenes, copy, CTA, enlaces…) no cambia en función del comportamiento del usuario. Se muestra siempre el mismo anuncio.
  • Dinámico: El contenido del anuncio varía en función del comportamiento del usuario (páginas visitadas, productos añadidos al carrito…) para personalizar el mensaje y conseguir una mayor eficacia.

Tipos en función del comportamiento del usuario

Si nos centramos en este comportamiento del usuario, podemos diferenciar los siguientes tipos de remarketing:

  • Basado en el sitio web: Los anuncios se basan en el comportamiento y acciones que haya tomado el usuario en la página web. Por ejemplo, visitar una página de producto específica, consultar una categoría de producto, revisar una promoción…
  • Basado en el correo electrónico: Los anuncios se segmentan y diseñan en función del comportamiento del usuario en su correo electrónico, si ha abierto un email que le hemos enviado, si ha hecho clic en algún enlace, etc.
  • Remarketing de búsqueda: Por último, también podemos distinguir un último tipo que se basa en las búsquedas del usuario en Google. Por ejemplo, se puede programar una campaña en la que los anuncios impacten a usuarios que han realizado la búsqueda ‘zapatillas de deporte Nike’.

Diferencias entre remarketing y retargeting

El uso de estos dos términos es ligeramente confuso, ya que se pueden utilizar los dos para referirnos a lo mismo.

La única diferencia se encuentra en la definición exacta de la palabra. Retargeting es el proceso de impactar de nuevo a los usuarios que ya han tenido alguna interacción con nosotros.

Mientras, remarketing hace referencia a todas las técnicas de marketing y publicidad que se utilizan para, justamente, impactar de nuevo a estos usuarios (anuncios de remarketing, email de remarketing…). Por lo tanto, es correcto decir tanto ‘campaña de retargeting’ como ‘campaña de remarketing’.

Cómo funciona el remarketing

El funcionamiento de los anuncios de remarketing es bastante sencillo. Sin embargo, hay preguntas muy frecuentes acerca del proceso, especialmente entre aquellos que no cuentan con demasiados conocimientos en informática o marketing digital.

La más habitual es, ¿cómo se hace el seguimiento de los usuarios? A través de un pixel (un fragmento de código HTML) que se inserta en la página de tu sitio web a la que llegan los usuarios. 

Por ejemplo, pongamos que quieres seguir a los usuarios que llegan a una página de producto de unas zapatillas. Cuando lo hagan, se guardará una cookie en su navegador y, luego, podrás configurar tus anuncios para que se muestren exclusivamente a los usuarios que cuentan con esa cookie.

Puedes crear tantas etiquetas como desees, normalmente una por anuncio. De este modo podrás personalizar tus campañas y mostrar mensajes diferentes en función del comportamiento del usuario, los productos por los que hayan mostrado interés, etc.

Qué es un pixel de remarketing

Como ya hemos mencionado, un pixel está compuesto de unas líneas de código que se insertan en tu página web. Es invisible (no muestra nada en la página) y se utiliza para insertar una cookie específica en el navegador de los usuarios y poder identificarlos a la hora de mostrar los anuncios de remarketing.

Qué es una lista de remarketing

Una lista de remarketing es un conjunto de usuarios que cuentan con esa cookie específica en el navegador.


Se trata de una lista de consumidores que han realizado una misma acción. Por ejemplo, todos ellos han consultado el mismo producto. Los englobamos en listas para poder mostrar el mismo anuncio a un grupo mayor de usuarios.

Ventajas del remarketing

Algunas de las ventajas más destacadas de implementar una estrategia de remarketing son las siguientes:

  • Puedes recuperar buena parte de tus ventas perdidas
  • Es una forma de publicidad muy efectiva, ya que se centra en usuarios que ya han mostrado un cierto interés por tus productos o servicios
  • Por eso mismo, las campañas de remarketing cuentan con un ROI elevado
  • Utiliza mensajes personalizados y únicos, que son mejor percibidos por los usuarios
  • Es una estrategia apta para casi cualquier tipo de negocio
  • Como ya hemos visto, puedes utilizar muchos formatos (display, vídeos, remarketing en redes sociales, emails…)

Es ese ‘recuperar ventas perdidas’ el principal motivo por el que la mayor parte de las marcas utilizan el remarketing en la actualidad.

Tu página web puede generar miles de visitas al día. Pero lo cierto es que la tasa de conversión en cualquier ecommerce o tienda es bastante baja. En España, la media es de un 1,11%.

Sin embargo, el porcentaje de visitantes que visualiza productos puede llegar hasta el 30%, y el de usuarios que añaden productos al carrito hasta un 10%. 

Esto significa que, aunque no compren, muchos de tus visitantes ya están mostrando interés y una cierta intención de adquirir tus productos o servicios. Pero no te dejes engañar. Según nuestros datos, más del 84% de las personas que añaden productos a la cesta, terminan abandonando tu página web. Esto significa una enorme cantidad de ventas perdidas.

Para recuperar un número importante de ellas, el remarketing es la mejor opción posible, ya que te permite dirigir anuncios y otras comunicaciones de marketing a tus usuarios de forma personalizada dependiendo de las acciones que hayan realizado. Para aumentar tu tasa de conversión y recuperar abandonos puedes utilizar:

Cuándo utilizar remarketing

Esta es la pregunta que más se repite a la hora de crear una campaña de remarketing. Y la respuesta depende de muchos factores.

Muchos ecommerce optan por tener los anuncios de remarketing activados durante todo el año, de forma constante, ya que ayudan a mejorar las ventas y la tasa de conversión de forma consistente.

Sin embargo, puede que no todas las empresas puedan permitirse esta estrategia. Por eso, puedes optar por utilizar remarketing en productos específicos (aquellos con una tasa de conversión inferior a la media) o aprovecharlos en épocas especiales. Por ejemplo, nuestras estadísticas Black Friday nos demuestran que en este evento los consumidores cuentan con una mayor intención de compra y son más fáciles de convencer.

Eso sí, sea cual sea la opción que escojas, recuerda no ser demasiado insistente. Puedes limitar el número de anuncios de este tipo que se muestra a cada usuario, así como reducir la cantidad de emails que envías.

Publicidad remarketing

Cuánto cuesta hacer remarketing

El remarketing no es una estrategia publicitaria demasiado costosa.

Si quieres centrarte en anuncios web o en redes sociales, probablemente tendrás que utilizar Google Ads o Facebook Ads. Ambas plataformas te ofrecen la posibilidad de pagar solo por clic en los anuncios, así como de establecer un límite diario de inversión. Puedes gastarte desde 10€ al día hasta varios miles, dependiendo de tu presupuesto.

El remarketing por email puede ser una opción algo más cara, pero que proporciona resultados mucho mejores. En este caso tendrás que contratar una solución que te permita poner en marcha campañas de este tipo, o invertir en el diseño interno de tu propia herramienta de email remarketing.

Consejos para tu campaña de remarketing

1. Enfócate en la personalización

Para crear remarketing que funcione, ponte en el lugar del cliente. ¿Qué crees que funcionará mejor y será más relevante?

  1. Mostrar un único anuncio con tu logo a cualquier consumidor que haya visualizado un producto en tu página.
  2. Mostrar un anuncio con el producto específico que ha consultado cada uno de esos mismos clientes.

La respuesta correcta está clara. Crea tantas etiquetas y listas de remarketing como puedas. Para diferentes categorías de productos, modelos concretos, según la acción que haya realizado el usuario… Y personaliza tus anuncios lo máximo posible.

Remarketing personalizado

2. Promociona los productos adecuados para limitar tu inversión

Si no quieres que tu gasto en este tipo de acciones se te vaya de las manos o no dispones del presupuesto suficiente para promocionar toda la gama de productos o servicios de tu web, te recomendamos centrarte en aquellos que más te interesen:

  • Productos con un buen margen de beneficio
  • Productos con tasa de conversión baja y que quieres mejorar
  • Productos con mucha competencia (para permanecer en la mente del consumidor)
  • Productos en tendencia

3. Crea una campaña multicanal

Otro de nuestros consejos es que no te enfoques exclusivamente en un canal a la hora de poner en marcha tu campaña. Las acciones multicanal tienden a mostrar mejores resultados y un mayor porcentaje de conversión.

Eso sí, recuerda no ser demasiado insistente. Si un usuario se encuentra un anuncio de un producto tuyo que ha visualizado en internet, en su red social favorita y en su email, puede que se sienta… ‘acosado’ y que la reacción sea negativa.

Para evitarlo, también puedes utilizar diferentes canales en función de la acción realizada. Por ejemplo:

  • Anuncios display y social media para usuarios que visualizan X producto.
  • Emails para los usuarios que añaden X producto al carrito (mayor intención de compra).

4. Prepara anuncios de calidad

La creatividad es una parte importante de nuestra estrategia. Y, aunque en muchos casos, puede que una simple imagen del producto sea suficiente para permanecer en la mente del consumidor y que reconsidere su decisión de abandonar la compra, para registrar una mayor efectividad tienes que crear anuncios de calidad.

Puedes echar un vistazo a algunos de los ejemplos que hemos visto en nuestro artículo o navegar por la red. Seguro que encontrarás muchos más casos.

5. Incentiva a tus clientes potenciales

No debemos olvidar que los clientes a los que estamos dirigiendo nuestra campaña han mostrado una cierta intención de compra, pero que también han decidido abandonar el proceso y abandonar nuestra web.

Por eso, una estrategia muy buena es incluir algún elemento en los anuncios o emails que incentive al cliente o lo motive a tomar una acción lo antes posible: un pequeño descuento o rebaja por tiempo limitado, una prueba gratis… Mira este ejemplo de HBO:

Banner remarketing

6. Analiza tus resultados e implementa mejoras

Como en toda campaña de marketing, no puede faltar el apartado de análisis, en el que obtendrás conclusiones y generarás posibles ideas para mejorar tus métricas y KPI.

Recuerda realizar distintos tests A/B con cada grupo de anuncios o campaña para descubrir cuál funciona mejor y qué métodos te están ayudando a generar más ventas.

Conclusión

El remarketing funciona. Esa es la conclusión principal con la que tienes que quedarte. Te ayudará a recuperar ventas perdidas y convencer a aquellos clientes potenciales que abandonaron tu web de que reconsideren su decisión.

Si tu web ya cuenta con muchas visitas, el remarketing es una acción imprescindible que cuenta con un ROI bastante alto y que te permitirá mejorar tu tasa de conversión de forma casi inmediata.

Esperamos que nuestro post te haya servido para conocer la información más importante sobre el remarketing, cómo se hace y algunos ejemplos creativos de lo que las marcas más grandes están poniendo en marcha en la actualidad.

NUEVO

Estadísticas y Estrategia Ecommerce - Black Friday 2021

Los datos y tendencias más importantes sobre el comportamiento del consumidor durante el Black Friday y el Cyber Monday.

2021 Black Friday Ecommerce Strategy & Stats Report

Damian Romero

Damian es el Inbound Marketing Specialist para España en SaleCycle. Cuenta con más de 3 años de experiencia en marketing digital, centrándose específicamente en SEO, Inbound Marketing y Publicidad online.