Demostración
Analítica Web en Ecommerce: Cómo analizar para vender más

Analítica Web en Ecommerce: Cómo analizar para vender más


COMPARTIR

Twitter Share Link Facebook Share Link Linkedin Share Link

Hoy en SaleCycle vamos a hablar de uno de las claves del éxito en el mundo digital, sin importar si hablamos de una tienda online, un blog o cualquier otro tipo de página web: los datos. Por eso, dedicaremos el artículo de hoy a web analytics en ecommerce.

Te explicaremos en qué consiste la analítica web en el caso concreto de un ecommerce, qué aspectos hay que tener en cuenta, cuáles son las métricas más importantes para medir y cómo puedes hacerlo.

Por último, descubrirás en cuáles son las mejores formas de utilizar la analítica web para obtener insights y datos interesantes que te permitirán optimizar tu tienda y aumentar las ventas.

¿Quieres aumentar tus ventas en ecommerce?

Descubre cómo puedes aumentar tus conversiones hasta un +8,5% recuperando carritos abandonados.

Qué es la analítica web en ecommerce

La analítica web (o web analytics) en ecommerce es el proceso de analizar el comportamiento de los usuarios de una tienda online a partir del seguimiento, medición y recopilación de datos que determinan la forma en la que los visitantes están utilizando la página web y sus componentes (páginas de producto, enlaces, imágenes, CTA, etc.).

Entre algunos de estos datos podemos encontrar las páginas de referencia (a través de qué páginas entran los usuarios en nuestro ecommerce), el tiempo de búsqueda (cuánto tiempo pasan en nuestra tienda online), el número de páginas vistas o las páginas de salida (cuál es la última página que visitan antes de irse de la web).

El objetivo de recopilar, medir y analizar todos estos datos es hacernos una idea del proceso de compra que siguen nuestros consumidores, conocer cómo se comportan y obtener ideas de mejoras que podemos aplicar en cada una de las etapas del proceso. 

Por lo general, podemos identificar dos tipos de web analytics:

  • Off site web analytics: Analizamos métricas y la actividad de los visitantes fuera de nuestra página web. Podría ser, por ejemplo, nuestro posicionamiento en los motores de búsqueda, nuestras interacciones en redes sociales, etc. Normalmente, utilizamos estas mediciones para compararnos con nuestros competidores principales.
  • On site web analytics: Analizamos métricas y la actividad de los visitantes dentro de nuestro ecommerce. En esta categoría se incluyen el tiempo de visita, páginas vistas, flujo de usuarios… Normalmente, utilizamos estos datos para compararnos con nosotros mismos y mejorar nuestros resultados a lo largo del tiempo.

Ventajas de estudiar tus web analytics en ecommerce

Podríamos mencionar decenas de ventajas de la analítica web en ecommerce a la hora de mejorar resultados. Algunas de las más destacadas son:

  • Aumento de las ventas: Gracias a este trabajo de análisis, puedes descubrir cómo se comportan tus usuarios y de qué formas puedes mejorar tu tienda online para adaptarte e ellos y conseguir vender más.
  • Segmentación y personalización: Del mismo modo, conocer cómo se comportan nuestros visitantes y qué camino siguen en nuestra tienda nos permite adaptar el contenido para ofrecer una mayor segmentación y personalización.
  • Optimización del proceso de compra en ecommerce: Conociendo el flujo de nuestros usuarios (qué páginas visitan, dónde entran, dónde deciden irse…) podemos optimizar el recorrido del cliente para mejorar la tasa de conversión.
  • Aumentar el ROI: Una de las claves de la analítica web y del por qué es imprescindible hoy en día es que los insights y datos que se obtienen son clave para mejorar nuestro ROI. Conocer en qué fallamos y en qué somos buenos nos permite determinar hacia qué partes destinar nuestros recursos y, a la larga, esto nos da la posibilidad de rentabilizar mejor nuestra inversión.

Herramientas de web analytics en ecommerce

Para desarrollar un buen trabajo de analítica web en ecommerce, resulta imprescindible contar con la ayuda de ciertas herramientas que nos permiten realizar el trabajo de recopilación y visualización de los datos de una forma mucho más sencilla. Estas son algunas de las herramientas que cualquier ecommerce debería utilizar en analítica web:

  • Google Analytics: Se trata de la herramienta de análisis web por excelencia. Podemos integrarla en nuestra tienda online y recopilará datos de forma constante. Además, es relativamente sencilla de utilizar y la calidad y cantidad de los datos es impresionante. Desde cifras sencillas como el número de visitas hasta analizar por completo el flujo de usuarios a lo largo de toda nuestra web.
  • Optimizely: Una herramienta un poco más avanzada que ya nos permite analizar el funcionamiento de nuestra web, probar diferentes tests A/B y analizar el funcionamiento de etapas clave como el proceso de checkout.
  • Crazy Egg: Perfecta para utilizar mapas de calor y descubrir cuáles son los elementos de nuestro ecommerce que más atraen las miradas y los clics de nuestros usuarios, y hacer cambios con el objetivo de conseguir más clics en lugares importantes como por ejemplo el botón de ‘Comprar’ o ‘Añadir al carrito’.

Etapas de la analítica web en ecommerce

Por lo general, el proceso de utilizar la analítica web en ecommerce se divide en tres fases principales:

  • Recopilación: Obtenemos todos los datos que necesitamos o que queremos medir, enlazando nuestra página web con Google Analytics o con cualquier otra de las herramientas que hemos mencionado y que sean capaces de seguir la sesión de cada visitante.
  • Medición: Filtramos los datos en función de la información que queramos obtener y los ponemos en contexto. Por ejemplo, una medición sería observar el número de visitas a nuestro ecommerce durante el mes de mayo. 
  • Actuación: A partir de la medición, extraemos datos que nos permitan actuar. Por ejemplo, si comprobamos que el tráfico en mayo de este año es un 50% más bajo que en mayo del año pasado, deberíamos centrarnos en trabajar técnicas de adquisición, como SEO, inbound marketing o publicidad online.

Cómo usar la analítica web para vender más en ecommerce

Vamos ahora a centrarnos en una de las partes más interesantes del artículo. Esto de la analítica web está muy bien y es muy importante. Pero, ¿cómo puedo utilizarla en mi ecommerce para vender más? A continuación, te explicamos 7 de las mejores estrategias para conseguirlo.

1. Tráfico

Puede sonar demasiado básico, pero no lo es. Analizar el tráfico de nuestro ecommerce es uno de los primeros pasos para conseguir aumentar las ventas. Y no, no estamos hablando de mirar cuántas visitas tuviste ayer, si no de realizar un análisis del tráfico en profundidad que cubra los siguientes aspectos:

  • Tráfico por año: Conocer cómo ha evolucionado tu tráfico a lo largo del tiempo desde que tu ecommerce está activo.
  • Tráfico por mes: Conocer cuáles son los meses de más tráfico y actividad en tu tienda online.
  • Tráfico por día de la semana: Conocer qué días de la semana están más activos tus clientes y cuándo te visitan más.
  • Tráfico por hora: Descubrir en qué momento del día recibes más visitas de tus clientes.

El objetivo de conocer toda esta información es poder optimizar al máximo tus campañas de marketing y tu inversión publicitaria en anuncios online. Imagina que descubres que tu tráfico se concentra entre los días jueves y domindo. ¿De qué te sirve gastar dinero en publicitarte los lunes? Debería centrar tus esfuerzos en esos días.

O que por ejemplo el mes de marzo hay una caída del 50% en el tráfico que se repite año tras año, mientras que en el mes de enero se duplica el número de visitantes. En ese caso deberías reducir tu inversión en marzo y potenciar la de enero.

Herramientas analítica web ecommerce

2. Tasa de rebote

La tasa de rebote es una métrica que nos indica el porcentaje de usuarios que abandonan una página de tu tienda online a penas 1 o 2 segundos después de haber entrado. Se puede obtener de forma sencilla a través de Google Analytics.

Si una página presenta una tasa de rebote alta (más del 60 o 70%), significa que los usuarios que entran no encuentran lo que están buscando, echan un vistazo de un par de segundos y se van inmediatamente para proseguir su búsqueda.

Por eso, es una de las métricas que tenemos que analizar en todas nuestras URL indexadas en Google o que utilicemos en campañas de marketing. Si detectamos varias de ellas cuentan con una tasa de rebote demasiado elevada, significa que contamos con alguno de los siguientes problemas:

  1. La página de nuestro ecommerce no responde a las necesidades del usuario que accede a ella. Puede ser que esté posicionada para palabras clave que no se corresponden con el contenido, que el título de la página sea engañoso, etc.
  2. Existe algún problema técnico con la página en concreto, o con el producto que se vende en la misma.

Debemos asegurarnos de que nuestras páginas responden a las necesidades de los usuarios ya que es una de las claves para conseguir un buen posicionamiento en Google desde las últimas actualizaciones del algoritmo de búsqueda. Si no lo hacemos, perderemos tráfico a la larga en todo nuestro sitio web.

3. Fuentes de tráfico

Las fuentes de tráfico son los diferentes canales que dirigen tráfico hacia nuestra tienda online. Es muy importante analizarlos, ya que cada uno de ellos se relaciona con acciones de marketing o comunicación diferentes:

  • Tráfico orgánico: Los usuarios entran de forma natural en tu ecommerce. Se relaciona con el posicionamiento SEO, el inbound marketing y la creación de contenido (blog, etc.)
  • Tráfico directo: Los usuarios teclean directamente la URL de tu tienda online. Se relaciona con la publicidad en medios tradicionales o masivos, ya que se requiere de un gran conocimiento y visibilidad de marca para que se produzca.
  • Tráfico social: Se trata de usuarios que entran en tu web desde las redes sociales. Se relaciona con anuncios de pago en redes sociales o con acciones de marketin en redes sociales para ecommerce.
  • Tráfico de referidos: Se trata de usuarios que entran en tu tienda a partir de enlaces que se encuentran en otras páginas web (blogs, afiliados, etc.) Se relaciona principalmente con las relaciones públicas y el marketing de afiliados.
  • Tráfico de email: Visitantes que llegan en tu ecommerce tras haber hecho clic en el enlace o botón de un correo electrónico. Como es lógico, está relacionado con el email marketing.
  • Tráfico de pago: Tráfico procedente de campañas publicitarias de pago, ya sean de anuncios de búsqueda, anuncios de display en otras páginas web, anuncios de vídeo en plataformas como YouTube, etc.

Y, ¿de qué sirve conocer todo esto para aumentar las ventas de nuestro ecommerce? Pues bien, si comparamos el % de tráfico que obtenemos de cada canal con la cantidad de dinero que invertimos en cada uno de ellos, obtendremos el ROI de todas estas fuentes de tráfico y sabremos cuál es más rentable. Invierte más en las más rentables y venderás más gastando menos.

4. Visitas por dispositivo

Otro aspecto muy importante a tener en cuenta en ecommerce web analytics son las visitas por dispositivo. Dependiendo del tipo de página web con la que contemos o de los productos que vendamos, contaremos con más visitas y compras en un dispositivo específico, ya sea ordenador o teléfono móvil.

Como ya vimos en nuestro artículo sobre estadísticas ecommerce, aquellas tiendas online que venden productos caros (como ecommerce de lujo, páginas de hoteles o de aerolíneas), tienden a contar con un mayor porcentaje de visitas en ordenadores. 

Y, de forma inversa, aquellas que venden productos baratos y, especialmente las tiendas de ropa y moda online, cuentan con un porcentaje de visitas mucho más alto en dispositivos móviles.

En esos casos, resulta imprescindible priorizar la optimización y la experiencia de usuario en móviles para conseguir aumentar nuestras conversiones y ventas.

5. Visitantes nuevos y recurrentes

Otro dato importante a tener en cuenta en la analítica web de nuestro ecommerce es el número de visitantes nuevos y recurrentes. Se trata de un número fácil de conseguir a través de Google Analytics.

Nos indica el porcentaje de los usuarios de nuestra tienda online que entran por primera vez en ella, así como el porcentaje de visitantes que ya han estado alguna vez en nuestro ecommerce.

Es una métrica importante a evaluar cuando queremos fidelizar clientes y estamos trabajando técnicas como un programa de fidelización. O simplemente cuando estamos llevando a cabo campañas de generación de tráfico.

En el caso de que la fidelización sea nuestra prioridad, el porcentaje de visitantes recurrentes debería ser alto. Mientas que, si estamos lanzando nuestro ecommerce, lo más probable es que el procentaje de visitantes nuevos suponga la inmensa mayoría.

Eso sí, recuerda en cualquier página web el procentaje de visitantes nuevos es siempre más alto que el de visitantes recurrentes.

6. Páginas de salida

Las páginas de salida son aquellas que suponen el final de la sesión de un usuario. Es decir, la última página que visitan antes de irse de nuestro ecommerce.

Es importante analizar cuáles son las principales páginas de salida en nuestra tienda online, ya que esto puede ayudarnos a descubrir posibles problemas, así como a identificar cuáles son las URL que debemos optimizar para evitar que tantos usuarios se vayan.

Por ejemplo, imagina que descubrimos que una de las principales páginas de salida de nuestro sitio es la primera página de checkout. Puede que contemos con algún problema en ella: que el CTA no funciona, que el proceso es demasiado largo, que hay gastos ocultos en esta etapa (envío, impuestos…) que hacen que los usuarios se vayan, etc.

7. Flujo de usuarios

Por último, uno de los apartados más interesantes a la hora de estudiar la analítica web de una tienda online es analizar el proceso de compra de los usuarios utilizando Google Analytics y comprobar en qué etapas perdemos más usuarios

Esta herramienta de ecommerce analytics nos permite crear nuestro propio flujo y analizar la sesión de cada usuario, para comprobar por qué etapas va pasando y en cuál abandona.

Observando el comportamiento de los usuarios en este proceso podemos comprobar en qué etapas perdemos más usuarios, en cuáles lo estamos haciendo bien, etc.

Esto nos permitirá destinar recursos a las etapas del flujo que debemos optimizar de inmediato.

Web Analytics ecommerce

Conclusión

Como ya has podido comprobar, la analítica web en ecommerce es imprescindible en la actualidad. Los datos son cada vez más importantes en el mundo digital y, disponer de ellos, nos permite actuar con conocimiento y tomar decisiones mucho más acertadas.

Esperamos que este artículo te haya permitido, no sólo comprender cómo funciona proceso de ecommerce web analytics, sino también aprender que existen muchas formas de utilizar los insights obtenidos para aumentar conversiones y ventas.

NUEVO

Tendencias y Estadísticas Ecommerce 2022

Analizamos más de 150 millones de compras online para descubrir las principales estadísticas ecommerce, a nivel global, por industria y región.

2022 Ecommerce Stats and Trends Report

Damian Romero

Damian es el Inbound Marketing Specialist para España en SaleCycle. Cuenta con más de 3 años de experiencia en marketing digital, centrándose específicamente en SEO, Inbound Marketing y Publicidad online.