Demostración

Temporizadores regresivos

Añade urgencia al proceso de compra

Utilizando temporizadores regresivos puedes destacar cuánto tiempo queda para sacar provecho de una oferta o para recibir la entrega en una fecha especifica. Aportarás una dosis útil de urgencia a tus visitantes y ayudarás a convencerlos a comprar antes de que sea demasiado tarde.

¡Hablemos!
Countdown Timers Example

Cómo funciona

Los temporizadores regresivos pueden activarse y mostrarse de varias maneras.

Progress Bar Example

Activadores

Los temporizadores regresivos pueden mostrarse cuando un comprador llega a un sitio web o cuando ha estado inactivo durante algún tiempo. También pueden mostrarse en respuesta a la intención de abandonar el sitio web o cuando los usuarios hacen clic en un determinado botón del sitio.

Visualización

Los temporizadores de cuenta atrás pueden mostrarse a través de notificaciones sutiles en la esquina de la pagina sin interrupir la navegación, o mediante superposiciones persistentes, para mayor visibilidad.

Períodos de ventas.

Los temporizadores regresivos funcionan perfectamente durante los periodos de ventas más intensos, para destacar las ofertas clave y sus fechas de finalización.

Sobre los temporizadores regresivos

Crear un sentido de urgencia puede ser una técnica poderosa que anima a los compradores a tomar una decisión más rápida sobre las compras que están considerando realizar.

Los temporizadores regresivos son una gran manera de crear urgencia al proporcionar a los clientes información útil que influye su decisión de comprar.

Los minoristas pueden utilizar temporizadores regresivos para transmitir información clave, como el tiempo que falta para finalizar una promoción o la fecha límite para beneficiarse de una entrega rápida.

El poder del temporizador regresivo es que añade una urgencia adicional en la mente del comprador. Es una clara señal visual de que el tiempo se está acabando y esto puede convertirse en un factor clave en su decisión de comprar.

Los temporizadores regresivos funcionan bien cuando ofrecen información útil a los clientes, por ejemplo, que una venta terminará pronto o que les queda una hora para hacer el pedido si quieren que su compra llegue al día siguiente.

Pueden utilizarse en las diferentes etapas del recorrido del cliente: cuando los clientes están considerando realizar una compra (en las páginas de productos) o durante el proceso de pago (en la página del carrito). Los temporizadores regresivos también pueden mostrarse cuando los clientes están a punto de abandonar el sitio, para animarlos a continuar con una compra.

Los temporizadores de cuenta atrás pueden ser efectivos en cualquier momento, pero también pueden añadir una ventaja adicional cuando se utilizan en períodos de rebajas y cuando las ofertas son durante un tiempo limitado. Por ejemplo, encontramos que el uso de temporizadores durante el período de ventas del Black Friday llevó a un aumento del 30 % en las tasas de clics y a un aumento masivo del 200 % en las conversiones.

Añadir temporizadores regresivos a tu campaña